¿Cómo preparar un Sorbete de Mandarinas?

Hoy te presentamos una de las recetas más refrescantes con frutas como es el sorbete de mandarinas. Una opción rica en vitaminas, de sabor insuperable y muy fácil de preparar. Lo mejor de todo es que es un cóctel que puede tomar toda la familia.

Hay muchas formas de prepararlo, sin embargo, siempre podemos ponerle nuestro toque personal y hacer nuestro sorbete de mandarina particular.

Sorbete de Mandarinas tradicional

El sorbete de mandarinas tiene una preparación muy sencilla y sus ingredientes son muy fáciles de conseguir.

Incluso si lo deseas le puedes agregar un poco de tu licor favorito, aunque en función del licor puede que cambie bastante el sabor. Sin embargo, si te gusta, no dejes de atreverte. Puedes probar con licores cítricos o ir por algo más seco como ron o ginebra. Ya será a tu gusto la elección que realices. Aquí te presentamos la receta original. Todos los ingredientes pueden ser remplazados si alguno no te gusta.

Ingredientes para el Sorbete de Mandarinas:

  • 350 gr de gajos de mandarinas.
  • 15 ml de licor (opcional).
  • 1/2 limón.
  • 50 gr nata fresca.
  • 100 gr de azúcar glas.

Preparación

Lo primero que debes hacer es separar y limpiar los gajos de mandarina, quitarle las semillas. Posteriormente reservarlos en un envase con tapa, y llevar al congelador por lo menos un día. Esto facilitará el proceso de quitar por completo la piel de cada gajo, así como la semilla. Solo se debe descongelar un poco y con la ayuda de los dedos ir retirando la piel.

Una vez tengamos esto adelantado podemos pasar a la receta en sí.

En una licuadora vamos a poner el zumo de limón, junto a la mitad azúcar glas. Luego le vamos sumando por partes los gajos congelados. Es decir, añadimos unos cuantos y vamos picando poco a poco.

A medida que se vaya procesando vamos mirando la consistencia. Cuando la mezcla esté pastosa, le agregamos la nata fresca y el chorrito de licor. Y finalizamos dando otro toque con la licuadora. Si hace falta podemos agregar más mandarina y azúcar glas hasta que tome textura y el dulzor que deseamos.

Por último, solo nos queda servirlo en una copa y disfrutar de este delicioso sorbete de Mandarina.

Podemos reservar podemos poner algunos gajitos descongelados para decorar o utilizar un toque verde. Puede ser alguna hoja de hierba buena o menta. Las cantidades de esta receta alcanzan aproximadamente para cuatro porciones.

Variante del Sorbete de Mandarinas (sin crema)

Esta variante del Sorbete de Mandarina vendrá mucho mejor si queremos algo natural o no tenemos crema a la mano. Solo necesitamos la ralladura de la piel de unas 5 mandarinas previamente lavadas.

En una cazuela, ponemos el agua con el azúcar, y la ralladura de la mandarina. Dejamos al fuego hasta conseguir un almíbar ligero. Cuando hierva, lo dejamos a fuego medio durante 5 minutos más, y retiramos.

Aparte, cogemos las mandarinas y las limpiamos. Sin aquellos residuos o hebritas blancas. También debemos sacar las semillas que pueda tener. Exprimimos las mandarinas y las colamos, hasta llegar a 1 vaso de zumo. Cuando el almíbar esté listo, lo dejamos enfriar y añadimos el zumo de mandarina y el zumo del 1/2 limón. Mezclamos bien, ponemos en un bol, tapamos y metemos al congelador.

Al cabo de una hora, echamos un vistazo a la consistencia, revolvemos bien y metemos de nuevo al congelador. Al mismo tiempo, montamos las claras a punto de nieve. Retiramos el zumo del congelador y añadimos las claras, mezclando de forma envolvente para conservar el aire. Después de esto, lo dejamos definitivamente en el congelador. Reservamos unas 6 horas más y estará listo para servir a nuestros invitados.

Como podemos ver, este sorbete de mandarina no lleva licor, es más refrescante y perfecto para los niños en verano. Se puede sacar del congelador media hora antes de servir para que adquiera una consistencia más liquida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.